Cómo eliminar un MAL Hábito: un método Científico probado

12.06.2017

Creo que no exagero si digo que todos tenemos al menos un mal hábito que querríamos quitarnos ¿no crees? Si estás en esta situación, tengo una buena noticia para ti: hay una sola palabra que te ayudará a resistir la tentación. Aquí te lo cuento todo así que sigue leyendo hasta el final.

Los malos hábitos son un obstáculo a la hora de conseguir un objetivo que nos hemos propuesto y, no sólo eso, también minan nuestra autoestima.

romper mal hábito
romper mal hábito

Hay estudios que demuestran que en torno al 40-45% de nuestra vida diaria está dictaminada por nuestros hábitos, por ello es muy importante que desarrollemos buenas costumbres que nos beneficien y no nos perjudiquen.

Entonces.... ¿cuál es la palabra mágica que puedes usar? Pues simplemente: "No" o "No, gracias"

Seguro que estarás pensando: ¿solo eso? ¡Vaya tontería! Bien, te doy más información: Se trata de decir "NO" en lugar de "no puedo"

Hay un estudio científico realizado por la Doctora Vanessa Patrick, profesora de marketing en la universidad de Houston, donde publicó sus descubrimientos en relación al poder del diálogo interno.

Esta investigación se basa en el profundo entendimiento de que el lenguaje que usamos para describir nuestras acciones y nuestras decisiones sirve como un mecanismo de retroalimentación que mejora o impide nuestro comportamiento en cuanto a objetivos se refiere.

Ahora entenderás a qué me refiero. Lo que demostró la Dra. Patrick fue lo siguiente:

Cuando los participantes del estudio rechazaban una tentación con utilizando como respuesta "No" o "No, no tomo x" o "No, no hago x" en lugar de "no puedo" tenían una mayor tasa de éxito.

Por ejemplo, si se les ofrecía un trozo de pastel los que respondían "No" -en lugar de "no puedo"- tenían un porcentaje de éxito tres veces mayor a la hora de resistir la tentación de comerse el pedazo de pastel. Y los que respondían "No, no como chocolate" o "No, no tomo azúcar" tenían un porcentaje de éxito seis veces mayor que aquellos que respondían "no puedo".

Interesante ¿verdad? Parece algo muy sencillo, que utilizar una expresión u otra marque tal diferencia, pero la realidad es que las palabras que utilizamos importan y mucho.

No pretendas ser bravo cuando basta ser inteligente

-  Paulo Coelho

Cuando decimos NO tomamos control de la situación, quiere decir que hemos tomado una decisión firme y consciente. Este simple monosílabo da poder.

Sin embargo, al decir "No puedo" estás quitando poder sobre tu decisión. Es como si una fuerza externa te impidiera hacer algo. Y, a nivel inconsciente, te hace sentir que no eres capaz de controlar la situación. Te hace sentir débil.

El mensaje fundamental de este post es que el diálogo interno que tienes en tu cabeza juega un papel crucial en tu habilidad para resistir la tentación y un simple no te ayudará a tener éxito en la lucha por romper un mal hábito.

¡Ahora te toca a ti! ¿Cuál es ese hábito del que te quieres librar? ¿Qué es lo que está entorpeciendo o empeorando en tu vida? ¿Qué mejorarías en tu vida o qué conseguirías si lo abandonaras?

¡Muchas gracias por leerme!

Y recuerda: Comparte este artículo si te ha gustado o si conoces a más gente a la que le podría interesar

¡Nunca sabes a cuántas personas puedes ayudar!

Si eres una persona visual como yo, aquí tienes el vídeo publicado en mi canal de YouTube WinnerTips10 donde comento en detalle este mismo tema. Espero que te sirva de ayuda. Si es así, dale a LIKE al vídeo, por favor, y suscríbete si te gusta el contenido de mi canal.

¡Deja aquí tu comentario!