Controla tus EMOCIONES: un truco muy útil

27.02.2017

¿Te es difícil controlar tus emociones? Es bien complicado ¿verdad?

Lo cierto es que no es tarea fácil teniendo en cuenta que aparecen a una velocidad de vértigo. De hecho, los científicos han comprobado que tenemos unos 60.000 pensamientos diarios, la mayoría de ellos negativos. Pero, ojo, que sea complicado controlarlos no quiere decir que sea imposible.

Por ello te propongo un ejercicio muy interesante que he aprendido. Consiste en anotar durante una semana, y al finalizar el día preferiblemente, cómo te has sentido durante la mayor parte del tiempo. Por ejemplo: podríamos anotar algo así como “durante una gran parte del día me he sentido frustrado/a” o “hoy he sentido principalmente miedo” o “me he sentido en calma”. Son algunos ejemplos sencillos para que te hagas una idea de la dinámica del ejercicio.

emociones
emociones

Una vez que tengas todos estos datos recopilados durante al menos una semana, podrás detectar algunos patrones y, entonces, te deberás preguntar: ¿Son estas las emociones que quiero tener de forma continuada? ¿Quiero sentirme así todo el tiempo o quiero sentirme de otro modo?

Si la mayor parte del tiempo estás feliz, si te sientes con esperanza y optimista, entonces creo que hay poco que mejorar, aunque todos tenemos puntos de mejora, unos más que otros ;)

Sin embargo, si lo que sueles sentir es tristeza o ira o te sientes inferior a los demás… es decir, cualquier emoción que sea negativa entonces sí tendrías que platearte si es así como te quieres sentir y qué podrías hacer para cambiar estos pensamientos.

Es curioso porque, si lo piensas, solemos juzgar a otras personas por esos mismos patrones. Me refiero a hacer comentarios del tipo: “esta persona está siempre enfadada” o “fulanito está siempre quejándose” o “zetanita es muy negativa”. Sin embargo, ese análisis no solemos hacerlo sobre nosotros mismos. Y deberíamos ¿no crees?

        Entonces, una vez que tengas detectados tus patrones de pensamiento hazte preguntas de este tipo:

  • ¿Me estoy centrando en lo que puedo controlar o en lo que no puedo controlar?
  •  ¿Me estoy centrando en lo que temo o en lo que amo?
  •  ¿Estoy dándole vueltas a un futuro que aún desconozco o debería centrarme en el momento presente que sí puedo controlar y sí conozco?

Por tanto, la moraleja del post de hoy es la siguiente: Si quieres tomar control de tus emociones tienes que ser capaz de reconocer cómo las generas.

Así que mi consejo es: piensa en lo que estás pensando. Analiza.

Como curiosidad, te dejo un test interactivo donde puedes hacer una evaluación sencilla de hasta qué punto controlas tus emociones aunque, la verdad, creo todos sabemos la respuesta a este test sin tener que hacerlo ¿no crees?

¡Ahora te toca a tí! Comenta abajo cuáles son las emociones que más te cuesta controlar.

¡Muchas gracias por leerme!

Comparte este artículo si te ha gustado o si conoces a más gente a la que le podría interesar ¡Nunca sabes a cuántas personas puedes ayudar!

Ya sabes, uedes dejar tu comentario ¡no te cortes! (está al final de esta página) Así aprendemos los unos de los otros.

Y recuerda...

Para los que seáis más visuales: este es el vídeo publicado en mi canal de Youtube WinnerTips10 donde hablo sobre este mismo tema.

¡Suscríbete al canal si te gusta el contenido y dale a LIKE!